Taller de Proyectos de Obras Civiles diseñó edificio con innovador sistema antisísmico

0

Por primera vez se hizo emulando las condiciones de un proceso de licitación real, en el cual participaron ocho equipos.

El Taller de proyectos de la Escuela de Obras Civiles llegó a su fin el pasado jueves 9 de julio, con la presentación final de los ocho equipos que durante todo el semestre trabajaron en el desarrollo de un proyecto de carácter real, con el objetivo de diseñar un edificio con un innovador sistema de protección contra terremotos.

Por primera vez este proyecto se hizo emulando las condiciones de un proceso de licitación real, donde los y las participantes recibieron como insumos los antecedentes, las bases técnicas y el proyecto de arquitectura.

Los equipos debieron concretar una formación empresarial, contar con una imagen corporativa, misión, visión, organigrama y roles. Durante el desarrollo del curso, participaron en talleres de estructura, hidráulica, de gestión y de habilidades, y concretaron la entrega de 10 trabajos: tres de estructura, tres de hidráulica, dos de gestión y dos de habilidades.

“Considerando las dificultades de este semestre, fue un trabajo bastante pesado pero hicieron en general todos los grupos un trabajo muy bueno”, señaló Carlos Medel, uno de los docentes a cargo del curso -en conjunto con los profesores Marco Soto y Stephanie Servello-, explicando que la instancia final buscó que cada equipo pudiera presentar su oferta técnica y económica.

El proyecto que había que desarrollar es un edificio real, de 8 pisos más un subterráneo, de hormigón armado, en base a marcos rígidos y con la particularidad que está equipado con un sistema de aislamiento sísmico, con una superficie aproximada de 3.000 m2.

Cada equipo contó con cinco minutos para realizar la presentación de su oferta de valor para el proyecto, que luego fue evaluada por el equipo docente del taller, dando como ganador al equipo NSJ, que obtuvo la calificación más alta.

En segundo lugar, con la misma calificación, se posicionaron los equipos Millennial e Igmape, y en tercer lugar el equipo RCM.

Para finalizar, Carlos Medel destacó la buena respuesta de todos los equipos, considerando las dificultades del semestre, y el compañerismo que se vivió durante el desarrollo del curso.

“Hubo una disposición tremenda de todos a ayudarse, a compartir información, a mandarse documentos de apoyo. Las habilidades blandas son las que más se están demandando en el mercado laboral cuando salgan de la universidad. En ese sentido, poder liderar un equipo, hablar bien técnicamente, manejar exitosamente una presentación, y desenvolverse bien a nivel humano, puede incluso llegar a ser más importante que la parte técnica, que por supuesto es la base fundamental de un buen ingeniero y una buena ingeniera”, concluyó.

Compartir

About Author

Comments are closed.