La nueva cara de la ex biblioteca de Ingeniería

0

Espacios más amables y dedicados al encuentro de estudiantes, académicos y administrativos será el nuevo perfil del edificio en el que se encontraba la antigua biblioteca de la facultad.

Luego de la construcción y la puesta en marcha de la nueva Biblioteca Central “Nicanor Parra” de la UDP, quedaron muchos espacios disponibles dentro de las distintas facultades que conforman la universidad (antes tenían sus propias bibliotecas y atendían de manera local). La Facultad de Ingeniería no es la excepción y durante este período estival ya está en construcción el nuevo proyecto que pretende hacer de ese espacio un lugar de encuentro para todos.

El decano (i) de la facultad, Louis de Grange, describió cuáles serán las características del proyecto: “estamos remodelando el edificio y es 100% para los estudiantes. Tendrá dos niveles completos dedicados a salas de estudios (el menos uno y el dos), mientras que el nivel central estará destinado a ser una sala de estar donde académicos, estudiantes y administrativos se podrán encontrar, generando relaciones más cercanas. El tercer nivel tendrá un auditorio con capacidad para 80 personas, que no sólo estará destinado a actividades especiales como seminarios y congresos, sino que también funcionará como una sala de clases”.

El proyecto tiene un costo cercano a los 183.000.000 de pesos. El diseño fue encargado al arquitecto Baltazar Sánchez, quién trabajó junto a Matías Klotz (arquitecto gestor de la Biblioteca Central) por cerca de seis años y que hoy lleva a cabo sus propios proyectos, algunos relacionados con la remodelación de casas y otros en que ha participado con la UDP.

Baltazar destacó los aspectos estéticos que tendrá el nuevo edificio: “la idea es darle toda una imagen nueva y para eso se está usando madera y colores claros. La Facultad de Ingeniería tiene toda una lógica matemática que se relaciona con algo más duro, por eso el concepto que se está desarrollando tiene que ver más con el confort, entonces se metió mucha madera y poco aluminio. El lugar donde estaba la biblioteca (primer piso) será una cafetería que tendrá muebles de diseño muy bonitos, clásicos de cuero y madera. También habrá lámparas decorativas colgantes y otras adosadas a los muros. Se van a cambiar las ventanas por unas más grandes que no tendrán divisiones, esto permitirá una mayor entrada de luz quedando todo más transparente”, explicó.

“Las salas de estudio serán mucho más luminosas y espaciosas, se iluminarán con tubos fluorescentes, que es una luz más tranquila y estable. El tercer piso destinado a ser un auditorio se techará completamente y contará con todo un diseño acústico de madera con quiebres para la reverberación del sonido”, agregó el arquitecto.

Ver galería de fotos del nuevo edificio

Compartir

About Author

Comments are closed.